Carretera con coches en movimiento

Se han encontrado altos niveles de significación en la correlación de datos de calidad del aire con datos de tráfico y climáticos

Hawa Dawa ha realizado un estudio sobre el impacto del tráfico en la calidad del aire en una ciudad del sur de Alemania.

El equipo recopiló datos sobre la calidad del aire y el volumen de tráfico sobre el terreno y luego correlacionó estos valores en la empresa. El objetivo del estudio era investigar los diversos efectos del tráfico y el clima en los niveles de calidad del aire y el comportamiento de la contaminación. Otra hipótesis puesta a prueba como parte del estudio fue la medida en que los límites de velocidad o las recomendaciones de velocidad tienen una influencia positiva en la calidad del aire.

Para investigar la relación entre el número de vehículos, su velocidad respectiva, los factores meteorológicos (viento, temperatura y humedad) y la concentración de contaminantes atmosféricos (en concreto, el dióxido de nitrógeno y las partículas PM10), se colocaron conjuntamente equipos de control de tráfico y equipos de medición del aire de Hawa Dawa Sentience en varios lugares de la ciudad. A continuación, el equipo llevó a cabo una sofisticada simulación y modelización de los datos brutos para analizar el efecto potencial de la modificación de los límites de velocidad.

Los resultados de este estudio sobre el terreno demuestran que la precisión de las afirmaciones sobre las distintas influencias en la calidad del aire aumenta significativamente cuantos más puntos de datos vivos se recogen. Las simulaciones y modelizaciones puras que omiten una cantidad suficiente de datos reales se basan en un elevado número de suposiciones, son muy complejas y, por tanto, tienen un riesgo mucho mayor de sufrir imprecisiones significativas. El estudio también demostró que un cambio en el límite de velocidad de 50 km/h a 30 km/h no conduce necesariamente de forma directa a una reducción de los niveles de contaminación del aire. Más bien hay muchas variables específicas del lugar; influencias ambientales o físicas que deben tenerse en cuenta además al planificar las medidas de mejora de calidad del aire.

Matthew Fullerton, jefe de desarrollo de software y cofundador de Hawa Dawa, añade: «Este extenso proyecto y nuestro detallado análisis demuestran lo vital que es recopilar datos reales in situ y correlacionar y considerar una serie de factores potencialmente influyentes. Sólo así se puede crear una base de decisión válida para diseñar y aplicar las medidas previstas«.